MACARONS

Ingredientes(para una docena- 24 mitades-, según tamaño):

– 70 gr de almendra molida o harina de almendra
– 125 gr de azúcar glas
– 50 ml de claras de huevo
– 1/2 cucharadita de azúcar vainillado
– colorantes alimentarios

Preparación:

Mezclamos la almendra molida con el azúcar glas y lo tamizamos.

Aparte montamos las claras y cuando empiecen a espumar añadimos el azúcar vainillado espolvoreándolo- las claras para unos buenos macarons tienen que haber perdido humedad y esto se consigue dejándolas “envejecer”. Para ello las podemos dejar varios días en el frigorífico o bien un día en la nevera y unas horas a temperatura ambiente. Añadimos el colorante. Seguimos montándolas hasta que tengan punto firme.

Una vez montadas tenemos que añadir la mezcla anterior de azúcar glas y almendra, previamente lo tamizaremos de nuevo. Lo añadimos en varias tandas y con movimientos envolventes, cuidando de no bajar mucho la mezcla al principio.

La masa nos debe quedar fluída pero sin desparramarse al echarla, no debe perder la forma. Podemos probar con un poco en una manga y sobre un plato. Debemos apoyar la manga totalmente y apretar para formar el círculo, no debe esparcirse y si queda algún pico debe desaparecer a los pocos segundos. Si no tenemos este punto todavía, podemos mover un poco más la mezcla para que se vuelva más fluída.

Una vez que tenemos la mezcla lista, en una bandeja de horno ponemos una lámina de silicona.

Para hacer los macarons usaremos una manga y una boquilla lisa de entre 1,5- 2 cm, del número 8 sería ideal.
Presionaremos la boquilla sobre la lámina y apretamos un poco, soltando cuando tengamos el macaron hecho y que será de unos 2- 2,5 cm aproximadamente. Así hasta terminar toda la masa.

Una vez formados dejaremos reposar la masa al menos una hora a temperatura ambiente.

Precalentamos el horno a 150º.

Introducimos la bandeja y lo dejamos durante 15 minutos.

Los sacamos del horno y dejamos enfriar completamente en la bandeja.

Una vez fríos los sacamos con mucho cuidado de la bandeja y los pasamos a una rejilla mientras hacemos el relleno.

Para rellenar los macarons lo haremos con una manga poniendo el relleno en medio. Ponemos la tapa y presionamos mínimamente.

Se conservan muy bien en la nevera, e incluso están más ricos pasados unos días dentro de ella. Cuidado de como los metéis porque esta masa no soporta la humedad, así que meterlos en bolsas de cierre hermético, de congelar, y luego éstas dentro de un tupper-.

Para el relleno de chocolate:

– 100 gr chocolate de cobertura
– 75 ml de nata 35% m.g.
– 1 cucharadita de mantequilla

Preparación:

Ponemos la nata y el chocolate troceado en un cazo y llevamos a ebullición a fuego lento. Removemos todo el rato con una cuchara de palo.

Sacamos del fuego y añadimos la mantequilla, mezclamos bien.

Dejamos enfriar y listo para usar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s